Estudio: Guías y Estrategias

Un científico en su laboratorio no es sólo un técnico: es también como un niño ante fenómenos naturales que le impresionan como un cuento de hadas.
Marie Curie 1867-1934
científica francesa






Maite Simon Translation Services



Serie sobre ciencias

Tareas de lectura sobre
temas científicos

En primer lugar,  hacerse una idea general de lo que se nos está pidiendo:

  • Revisar el tema en el plan de estudios y en los materiales que nos hayan dado en clase (1-2 minutos).

            Es posible que no se tengan que leer todas las secciones.

  • Echarle un vistazo al capítulo (5-10 minutos) para ver cómo se organiza el contenido y hacerse una idea general

       No hace falta entenderlo todo, basta con desarrollar ciertas asociaciones de ideas preliminares para usar más adelante.
Hojear rápidamente las páginas, mirar la introducción, el sumario, el glosario, las preguntas de autoevaluación, los títulos, las palabras en negrita, los gráficos, etc.
Fijarse en los conceptos principales, definiciones, descripciones, las relaciones de causales y los argumentos utilizados.

  • Consultar si existe información sobre el tema en los medios de comunicación, en formato digital (CD) y en internet.
  • En esta fase, no hace falta tomar notas ni marcar el texto.

Primera lectura:
El propósito de la primera lectura es simplemente leer y hacerse una buena idea del material, de lo que se entiende y de lo que no.
Un texto científico puede introducir un material nuevo y complejo, difícil de entender.
Hay que tener en cuenta que las ideas se respaldan entre sí para facilitar su comprensión.
Hay escritos que pueden proporcionar la base para la comprensión del tema y que pueden relacionarse con la información obtenida en conferencias, en experimentos, salidas y los medios de comunicación.

  • Leer frases, párrafos y pasajes cortos con pausas de 1 segundo. Leer y hacer una pausa. Repetir. Deja que la mente conecte por sí misma los diversos significados expuestos en la unidad. Este proceso de asimilación del significado sucede de una manera bastante automática, siempre que se esté buscando intencionalmente un significado y se esté prestando atención.
  • Buscar la relación entre las palabras y los gráficos hasta que se entienda en qué medida dicen las mismas cosas. Los pasajes referidos a las representaciones gráficas son muy importantes para entender lo que se está leyendo. Hay muchos tipos de representaciones gráficas: fotografías, diagramas, mapas, cuadros, tablas, gráficas, ...
  • De vez en cuando preguntarse si se está entendiendo lo que se está leyendo. Si uno se encuentra con que está leyendo sin entender, lo mejor es pararse y preguntarse por qué. ¿Se trata de un tema complejo o bien estamos distraídos?, ¿es falta de preparación o falta de vocabulario? Si parece un problema serio, pide ayuda al tutor, al profesor o al consejero académico.
  • Cuando el autor usa comparaciones y ejemplos, establece una conexión con las descripciones y las explicaciones.
  • Si estas cansado y se entienden las cosas muy a poco a poco, tómate un descanso. Si no es posible tomarse un descanso, cambia de actividad. Por ejemplo, haz un dibujo en lugar de escribir, camina en lugar de estar sentado, lee en voz alta en lugar de en silencio.
  • Si uno vuelve a la lectura después de un descanso, repasar el texto y las notas otra vez, antes de ponerse a leer de nuevo.

Revisión de la primera lectura:
Volver a lo que no se entienda o se quiera repasar. Ésta no es una fase de memorización sino de comprensión lectora.

  • Marcar o resaltar lo que parezca importante. En los márgenes, usar o desarrollar un sistema: usar la letra "D" para definición, "H" para hecho descriptivo, "C" para causa y efecto, "A" para un argumento científico y "?" para lo que no se entienda. Inventar códigos propios.
  • Vocabulario nuevo. Escribir el vocabulario nuevo y los nuevos conceptos junto con definiciones cortas y ayudas verbales. Tener la lista a mano o en el cuaderno de notas.
  • Crear imágenes visuales o mapas conceptuales propios.
  • Crear ayudas sensoriales, tales como temperatura, resplandor y movimiento.
  • Leer el pasaje en voz alta para uno mismo con una entonación de conversación normal. La traslación del texto impreso al lenguaje hablado puede activar significados. Si no se puede leer en voz alta, imaginar que se lee en voz alta y el resultado de escuchar la propia voz.
  • Elaborar explicaciones propias de los pasajes que sean difíciles de entender. Hacerlo con unidades breves (unas pocas palabras a la vez), traducir su significado, pensar acerca de asociaciones, relacionarlas con otras partes del texto, hacer inferencias y crear un modelo mental del significado que encaje con el modelo mental del autor.
  • Marcar con un interrogante los pasajes que todavía no se entiendan.

Segunda lectura:

  • Leer el material de nuevo sólo para entenderlo. Si uno se siente cómodo con lo que ya se entiende, pasar a otro tema, como resolver problemas, ejercicios, materiales en formato digital (CD), páginas de internet, etc.
  • Si durante esta segunda lectura todavía se tienen dificultades para la comprensión del texto, consultar otras fuentes, como CD, video o páginas de internet. En la biblioteca se pueden encontrar otros textos que puedan explicarlo mejor. Pide ayuda al tutor o al profesor. Plantea tus dudas sobre el material o sobre cómo utilizarlo al grupo de estudio.

Repasar los apuntes en caso de que:
Se necesite repasar antes de un examen.
Se deba memorizar algo.
Se necesite completar un ejercicio o resolver un problema.
Se necesite en laboratorios, para hacer experimentos, para futuras clases, etc.

Traducción de Maite Simon

Serie sobre ciencias

Resolver problemas con el método científico |
Tareas de lectura sobre temas científicos |
Hábitos efectivos para un estudio efectivo | A.S.P.I.R.E. (Siglas) |
Sistema de estudio índice | Encontrar el espacio idóneo para estudiar |
Estudiar con varias fuentes