Estudio: Guías y Estrategias

El tiempo descubre a verdad.
Lucio Anneo Séneca
4 A.C. - 65 D.C.


Serie gestión del tiempo y de recursos

Administración del Tiempo

El desarrollo de una mejor gestión del tiempo es un recorrido que
puede comenzar con la ayuda de esta guía, pero para ello se requerirá práctica y seguir instrucciones que nos guiarán por el camino.

Uno de los objetivos es adquirir consciencia de cómo empleamos nuestro tiempo.
Como recurso para organizar, priorizar y tener éxito en los estudios, en un contexto de actividades incompatibles: con los amigos, el trabajo, la familia, etc.

En primer lugar: pon en práctica nuestro ejercicio de planificación horaria

Estrategias para un buen uso del tiempo:

  • Asignar bloques de tiempo para el estudio
    Como, por ejemplo, de unos 50 minutos cada uno. ¿Cuánto tiempo transcurre hasta que empiezas a perder la concentración?
    Hay estudiantes que, por diversas razones, necesitan descansar más a menudo.  Los temas más difíciles también pueden requerir que se pare con más frecuencia
  • Planificar repasos y actualizaciones semanales
  • Priorizar las tareas
    Cuando se estudia, acostumbrarse a empezar con los temas o las tareas más difíciles
  • Disponer de lugares alternativos para el estudio libres de distracciones
    Para concentrarse al máximo
  • ¿Dispones de algún “tiempo muerto”?
    Pensar en usar el tiempo que se utiliza en caminar, desplazamientos en automóvil, etc. para estudiar “pequeñas lecciones”
  • Repasar la materia antes de ir a clase
  • Repasar la materia inmediatamente después de clase
    (el olvido es mayor dentro de las 24 horas sin repaso)
  • Asignar tiempo para las ocasiones especiales
    Trabajos, ponencias, exámenes, etc.

Desarrolla diferentes criterios para adaptar tu planificación horaria
tanto a los compromisos académicos como a los no académicos

Herramientas efectivas:

  • Hazuna lista de “las cosas a hacer”
    Apunta en ella las cosas que tienes que hacer, luego decide qué hacer en el momento, qué programar para más tarde, qué dejar para que lo haga otra persona y qué dejar para más tarde.
  • Planificación horaria diaria/semanal
    Apunta las citas, clases y reuniones en una agenda, cuaderno o calendario. Si eres una persona más bien visual (que piensa con imágenes), elabora tu propio calendario.  Todas la mañanas, comprueba lo que hay que hacer ese día. Ve siempre a dormir sabiendo que estás preparado para el día siguiente
  • Planificación a largo plazo
    Usa un calendario mensual de modo que siempre puedas hacer planes por adelantado. Los planes a largo plazo también sirven como  recordatorio  de que hay que reservar tiempo para uno mismo de una forma constructiva.
Vea también:

Administración del tiempo | Manejo de tiempo; planificación horaria diaria |
Planificación horaria semanal | Objetivos y prioridades | Calendario escolar
Evitando retrasos | Crear una lista de cosas que hacer (to do list) |

Priorizar sus tareas | Desarrollando la auto-disciplina